14/9/16

¿Termografía con drones? Genial! pero antes observa estas recomendaciones

El mundo de los Drones, UAV´s, etc está en pleno auge y como es natural cualquier herramienta útil y transportable es una posibilidad de desarrollo inestimable.
De hecho los fabricantes de equipos para los que el uso en altura es de interés procuran no quedarse atrás y van diseñando equipos más o menos adaptados a este sector.

Con la termografía está ocurriendo igual y ya hay fabricantes que tienen equipos adaptable o incluso dedicados a su uso en drones.

Sin embargo, el desconocimiento de la termografía, su uso, la técnica de toma de imágenes, las características de equipos disponibles y su aplicación, e incluso la necesidad de análisis de imágenes pueden llevar a inversiones fallidas o trabajos poco profesionales a pesar de la cantidad y lo interesante de las aplicaciones de la termografía aérea.

Y sí, como siempre decimos, no se trata simplemente de darle al botón de "foto" y listo, el 80% de la información útil se extrae de analizar la imagen adecuadamente si se ha tomado de forma correcta, incluso hay inspecciones en las que al final, y a pesar de la flexibilidad de manejo de los drones, es necesario complementar la inspección térmica desde tierra.

Podríamos extendernos más, pero recientemente AETIR (la Asociación Española de Termografía Infrarroja) ha colgado en su web una serie de recomendaciones que creemos que son de gran utilidad para quien desee introducirse en este sector o incluso para quien lo haya hecho y quiera ofrecer mejores resultados.
El enlace es: http://www.aetir.com/382-2/recomendaciones-para-termografia-con-drones-y-uavs/
Share:

17/8/16

Detección de un defecto de aislamiento con termografía

Recientemente tuvimos ocasión de realizar una inspección termográfica a una nave industrial en la que se estaba realizando un test blower door.
Aun siendo una nave industrial, la cantidad de empleados que alberga es alta y las condiciones ambientales son tanto necesarias como beneficiosas desde el punto de vista productivo como del estado de los trabajadores.
En este caso es evidente que unas adecuadas condiciones de aislamiento de la envolvente es crucial para que el ambiente se mantenga lo mejor posible y con la mayor eficiencia, lógico en una empresa con una alta conciencia de la calidad, eficiencia y ahorro dado que habían invertido en un ensayo blower door.
Y como no hay inspección que no tenga siempre alguna curiosidad, conseguimos detectar una carencia de aislamiento que siendo la única y dadas las dimensiones de la instalación se consideró anecdótica, sobre todo teniendo en cuenta que puntos de grandes problemas de infiltraciones como pueden ser los muelles de carga, tenían un nivel de aislamiento francamente fabuloso.


En la imagen superior podemos ver el termograma correspondiente a un muro de fachada visto desde su interior en el que aparece una zona caliente encima de la ventana y que no tiene justificación conocida como pueda ser un emisor de calor en el exterior o una exposición distinta en esa zona en concreto.
En este caso, como se comentó al principio, dado que era una cuestión puntual e insignificante en relación a las dimensiones totales y la magnitud de otros riesgos de pérdidas, no se investigó más.
¿Cuál sería la forma de proceder si el defecto se considerara relevante por su magnitud o cualquier otra razón?
En primer lugar, para verificar que la presencia de un patrón térmico más caliente que su alrededor tiene la condición de anomalía, cabe destacar que en el termograma, en la parte que se aprecia de la ventana izquierda, no hay indicios de que se vaya a repetir el patrón encima de la ventana.
Esto también se verificaría con tomas más generales de la pared.
En este caso, se comprobó que efectivamente esto no era una tendencia regular sino efectivamente una anomalía que sólo pasaba en ese punto.
Evidentemente, la composición de esa zona de la fachada era distinta al resto como mínimo.
El siguiente paso sería buscar fuentes de calor, emisores, corrientes de aire, exposiciones parciales,etc. en definitiva cualquier cosa que pudiera hacer que esa zona se calentara tanto por dentro como por fuera.
Por último, los conocimientos constructivos y de los materiales empleados (o consultas a expertos en estas cuestiones) nos permitirían alcanzar a comprender la causa de la anomalía o verificar que se trata de una defecto de aislamiento durante la elaboración del elemento constructivo.

Share:

27/7/16

¿Porqué se resisten las empresas a la auditoría energética? Una historia real

Casualmente hemos visto recientes posts similares y hemos querido aportar una historia real para seguir meditando sobre el tema entre tod@s.
La reciente legislación respecto a las auditorías obligatorias en las grandes empresas ha caído como el maná del cielo para aquellos que creemos que la eficiencia energética es posible, deseable, beneficioso y no requiere de grandes esfuerzos más allá de un buen asesoramiento y sentido común.
Por supuesto, como todos los profesionales de este sector, en cuando sale la ley allá que vamos a postularnos a toda gran empresa como los profesionales que podemos ayudarles.
Pero claro, cuando llegamos a la primera gran empresa que hemos puesto en nuestra lista... "gracias, tenemos varias ofertas y estamos en fase de decisión" (o similar).
Bueno, era de esperar, aunque para muchos la energía, su uso eficiente y su mantenimiento adecuado es su trabajo, para otros ha sido una posibilidad que se abría mientras el resto de nichos habituales se cerraban o colapsaban por exceso de profesionales disponibles (por no hablar de aquellos sectores en los que la única forma de competir que han encontrado los profesionales es el precio - lo que evidencia que para tener una carrera o ser empresario no hay que ser inteligente-).
Hasta aquí todo dentro de la línea normal que se venía desarrollando.
Sin embargo, la pregunta nos la seguíamos haciendo: ¿Cómo no hay más posibilidades e interés de los empresarios (grande o no) en una técnica que le va a dar sus pautas de consumo y las mejores posibilidades de ahorro?
Hay una cierta divulgación, hay buenos ejemplos,.. hay hasta subvenciones.
En nuestra opinión hay una gran parte del país con una mentalidad empresarial de mantenimiento bastante pobre y lo mismo para la tecnología, eficiencia, inversiones, etc. (Mejor € en mano que ciento volando), pero todavía me faltaba algo...
Y es en este punto en el que, tras tener la fortuna de poder hablar con el responsable de mantenimiento de una gran empresa y conversando con total confianza, le pregunto: "¿Qué es lo que frena a una empresa como esta a hacer su auditoría energética con lo mucho que podríais ahorrar en consumos con un buen trabajo y algunas inversiones? Necesito saberlo porque no entiendo que es lo que os frena."
Y este me respondió: "pues mira, aquí han venido un montón de gente, que el propietario ha atendido uno a uno, y cada cual venía vendiendo su solución de eficiencia energética, vino uno y propuso invertir cientos de miles de € en cambiar tal tecnología así por las buenas, vino otro y propuso una inversión de otros cientos de miles en poner sus equipos para ahorrar en otra cosa, y asi uno tras otro, todos con grandes inversiones y sobre todo grandes intervenciones (obras, instalaciones, etc.) Todos con la mejor solución del mercado...
Al final el propietario se ha sentido tan confundido que ha perdido la confianza en la eficiencia y cree que cada uno viene a "colársela"".
Si alguien pensaba que todos los empresarios son másters en algo, universitarios o simplemente mentes que brillan en cualquier sector, se equivocaba.
Algunos son gente trabajadora, con habilidad para los negocios, con capacidad de liderar equipos, y que hay que tratarlos como son, porque muchas veces tienen mucha intuición o simplemente tienen su forma de acometer los cambios y no es "poniendo patas arriba a la empresa" y por tanto requieren de un buen asesoramiento y de proveedores con mente abierta y mano izquierda dispuestos a vender con la finalidad de beneficiar a su cliente.
A nosotros esta historia nos ha dado mucho que pensar en qué camino está llevando todo lo relacionado con la eficiencia energética, equipos eficientes, etc.
Y de una cosa estamos seguros, en esto, como en casi todo, la mayor parte de lo que puede mejorarse está en nosotros, ni en los demás ni en los gobiernos.
Share:

7/6/16

¿Cómo y para qué usar la termografía en el deporte y la rehabilitación de lesiones?

Recientemente hemos ampliado nuestro campo de acción como termógrafos y nos hemos aventurado al ámbito deportivo.
Pero ¿Cómo es eso? Cabe preguntarse.
Técnicamente nos encontramos capacitados ya que nuestros conocimientos en termografía infrarroja nos permiten detectar anomalías y estudiar información térmica en cualquier ámbito.
Esto unido a que hemos sido deportistas de competición durante muchos años y en distintos deportes, nos lleva a tener una idea bastante aproximada de zonas de incidencia, lesiones comunes, consecuencia de entrenamientos, etc.
Finalmente, puesto que se trata de dar a preparadores, entrenadores, médicos, fisios, etc. información para tomar decisiones y para poder dar un diagnóstico (como es natural no diagnosticamos), resulta que hemos visto que podemos ofrecer un importante y útil servicio en el sector deportivo, medicina deportiva, fisioterapia, etc.
Y ¿Cómo se hace?
Lo primero siempre es tomar la imagen de forma correcta y considerando los parámetros adecuados, añadiendo en este caso que las condiciones ambientales, y las condiciones, costumbres y actividad del usuario, que son también de gran importancia.
Seguidamente se procede al análisis con las técnicas típicas de la termografía como: comparación entre zonas simétricas, patrones térmicos, medidas de temperatura, etc.
Entonces se pueden destacar anomalías y zonas con alteraciones significativas (e incluso cruzarla con datos de estudios de termografía aplicada a estos sectores) que se pueden plasmar en un informe añadiendo todos estos comentarios y ofreciendo a los profesionales una gran información tanto para prevenir lesiones adaptando la carga de entrenamiento a cada individuo de forma personalizada de forma inmediata, como para evaluar daños, comprobar resultados de tratamientos o verificar avances en la recuperación.


En las imágenes se aprecia, de arriba izquierda a arriba derecha la evolución de una molestia en el interior del muslo derecho y abajo se ve claramente la reducción del daño después de una sesión de tratamiento (en este caso electroestimulación)
en ocasiones, como pasa con la imagen siguiente, el deportista no siente molestia pero viene arrastrando una lesión recurrente y se aprecia su estado inicial antes de que sea un daño perceptible o que vaya a más.








Share:

1/6/16

Inspecciones termográficas a plantas de energía solar fotovoltáica

Se puede decir que ha empezado la temporada de inspecciones, pero ¿Porqué ha empezado? ¿Qué ofrece la termografía? Porqué inspeccionar las instalaciones?
La finalidad de una inspección termográfica de una planta de producción de electricidad mediante energía solar fotovoltaica es, como con cualquier otra herramienta o ensayo, la de obtener datos que permitan evaluar las dos cuestiones básicas de un mantenimiento: realizar un seguimiento de los elementos de la instalación para prevenir fallos  e incluso tomar decisiones para la mejora del rendimiento y detectar los fallos actuales para evitar peligros y mal funcionamiento (que incluso puede afectar a otras partes de la instalación).
Para esto la termografía se ajusta como un guante puesto que una simple diferencia décimas de grado entre células de un módulo se ven a la perfección (motivo también por el que contratar a profesionales expertos, con equipos adecuados y bien formados -como los que se pueden encontrar en la Asociación Española de Termografía Infrarroja-)
 

Gracias a la capacidad de ésta técnica de medir temperaturas se pueden valorar, con el criterio adecuado y realizando correctamente la medición de dichas temperaturas (midiendo la emisividad in situ), la severidad de los fallos que se encuentren, permitiendo decidir al propietario sobre qué paneles (sí, uno a uno) le conviene intervenir y de cuáles hacer un seguimiento.

En esta época no solo hay unos niveles de radiación que ponen a un módulo en su máxima producción si no que además empieza a haber unas temperaturas ambiente altas que pueden llevar a un panel a un estado crítico, llegando a darse temperaturas de 100ºC o más que pueden hacer que un panel se incendie o sufra daños irreversibles que pueden afectar a buena parte de un string.

Células con altas temperaturas que pueden derretir la parte plástica trasera del módulo, columnas inutilizadas, diodos que no funcionan y pueden permitir que el panel consuma en lugar de producir, fallos en soldaduras de células o fisuras en paneles por golpes, son motivos más que suficientes para realizar una inspección termográfica que le permita conocer el estado de una planta.

Puestas en marcha, auditorías o evaluaciones para inversiones en plantas o necesidad de valorar una reclamación en garantía son otros de los muchos motivos que justifican esta necesidad.

Share:

12/5/16

Imagen térmica de infiltraciones en cámara de congelación

Recientemente hemos tenido ocasión de visitar las instalaciones de una fábrica de la industria alimentaria en la que tienen una nave de congelados.
Aunque el fin de la visita no estaba directamente relacionado con este tema, no pudimos perder la ocasión de visitar la nave de congelados a ver qué encontrábamos y una vez más la termografía no nos defraudó.



Los rincones son puentes térmicos de forma prácticamente inevitable por lo que inicialmente algo así era de esperar.
Pero la comparación es una de las mejores técnicas de análisis para casi todo y en otro rincón:

Este patrón nos parece más cercano a una infiltración de aire exterior por falta de sellado puesto que el calor se extiende más y se difumina según se aleja del punto más débil, el rincón.
Sin embargo las temperaturas nos hacen pensar que hay infiltraciones en ambos casos puesto que en la primera, unos 15ºC (en comparación con los 12 ºC de la segunda) son muchos grados para un simple puente térmico y esto nos hace pensar en una infiltración puntual y concentrada en el rincón.
En el segundo caso el patrón sigue siendo el de una infiltración pero más leve y repartida por el sellado del rincón.
Por supuesto en una inspección real la búsqueda de esos rastros por fuera de la nave y la verificación con otros métodos y herramientas son los que permitirían conclusiones sobre las causas y la gravedad.
Share:

9/4/16

Imagen térmica de un flujo de aire de una rejilla de impulsión por desplazamiento

Si el aire fuera opaco a la luz no veríamos nada (bueno, realmente quizás ni siquiera estaríamos aquí para decir esa obviedad).
Teniendo en cuenta que la radiación infrarroja tiene un comportamiento parecido a la luz en bastantes aspectos, si el aire fuera opaco a la radiación infrarroja no podríamos tomar imágenes térmicas con una cámara más lejos de unos milímetros de la lente.
De hecho, el aire es opaco a la radiación infrarroja pero sólo en un intervalo de frecuencias de su espectro.
Por fortuna, la cámaras que se comercializan habitualmente trabajan en lo que se denomina onda larga, esto es, de unos 7 a 13 micrómetros aproximadamente.
Entonces, si el aire no se comporta como un objeto que emite radiación infrarroja, ¿Cómo se puede tomar un termograma de un flujo de aire? ¿Cómo se vería?
La respuesta es más sencilla de lo que puede parecer, se logra de forma indirecta usando una pantalla en la que incide el aire y que por tanto tiene su misma temperatura en la zona en la que da el aire.
De hecho, en un proyecto en el que colaboramos con la UMA, se demostró que en el termograma se pueden medir las temperaturas de cualquier punto de la corriente de aire con un error igual al que pudieran tener termómetros colocados en la zona de la corriente.

Arriba la termografía y abajo la imagen visual tomada por la cámara térmica a un simulador de un difusor por desplazamiento.
En éste proyecto se pretendía eso mismo, es decir, mostrar que con la termografía se pueden medir temperaturas de un flujo de aire en cualquier punto del mismo y con la precisión propia de la medición de temperatura en cualquier otro objeto.
En las imágenes se puede ver el simulador de difusor por desplazamiento que no es más que un sistema de impulsión de aire climatizado a baja velocidad cuyo flujo de aire se puede ver en el termograma.
Habitualmente se suelen utilizar sistemas de vapor o trazado por nieblas de partículas en suspensión (aceites por ejemplo) y mediante luz láser se puede visualizar la flecha de aire.
Con esta aplicación se abre las puertas a posibles utilidades para la medición, puestas en marcha, regulación y análisis de instalaciones de climatización.



Más imágenes del experimento con distintas velocidades de impulsión y distintas paletas de colores.





Share:

Compártelo

Con la tecnología de Blogger.

Páginas vistas en total